Camas rebatibles para ambientes pequeños

El aprovechamiento del espacio es una constante en las grandes ciudades, donde debemos acomodarnos en ambientes cada vez más ajustados. Las camas rebatibles son por ello la gran solución, y no sólo para los dormitorios, sino para todo tipo de ambientes. Estudiantes que viven en monoambientes, oficinas donde se necesita un lugar para descansar, living donde recibir visitas, son lugares en los cuales podemos duplicar las opciones de manera muy sencilla gracias a una cama plegable.

Camas que salen de armarios, escritorios que se convierten en confortable lecho en un abrir y cerrar de ojos, las nuevas ideas en mobiliario, conjugadas con la necesidad de ahorro, contemplan todas las posibilidades y a cada una les aplican diseño, buen gusto y practicidad. La originalidad de las propuestas se adapta a todas las edades y estilos. Ahí, les contamos cuáles son las opciones para aprovechar al máximo los ambientes pequeños gracias a las ingeniosas camas rebatibles.

Oficina y dormitorio todo en uno

Se trata de un ahorro de espacio funcional a las necesidades cotidianas. Los nuevos escritorios con cama rebatible ofrecen alternativas de una y dos plazas, siendo una propuesta óptima especialmente para el cuarto de los adolescentes, pero también para casas pequeñas y oficinas.

Las camas rebatibles se nos presentan con varios métodos: ya sea mediante el sistema “rolling bed”, el cual funciona apretando un botón que hace deslizar a la cama desde dentro del armario; o bien incorporadas a muebles de oficina, como los escritorios, los armarios o las repisas.

Dormitorio múltiple para los más jóvenes

Las camas rebatibles son excelentes soluciones para dormitorios donde deben dormir varios niños. En este caso, la respuesta suele presentarse en forma similar a la tradicional “cucheta”, pero plegable. Así, en un mismo espacio funcionan dos camas por las noches, una sobre la otra, y una repisa donde colocar computadora, libros y demás accesorios en el transcurso del día.

Si los niños son pequeños, qué mejor que poder garantizarles un espacio suficientemente amplio para desplegar el juego una vez plegadas las camas. Además, el simple mecanismo de estos muebles permite que los niños no tan chiquitos sepan armar y desarmar su propia cama.

Mantener el área despejada

El dormitorio matrimonial también puede optar por estas estupendas camas plegables. Durante el día, este espacio de la casa puede aprovecharse para colocar aparatos de gimnasia, meditar, hacer yoga, o para recibir visitas.

Sobrios, los armarios con camas rebatibles proporcionan elegancia y discreción a cualquier ambiente, colaborando en la armonía visual, brindándonos espacios despejados, minimalistas, y por si fuera poco, más sencillos a de limpiar.